Iglesia de Santa Maria Magdalena

En la salida hacia Montánchez se encuentra este templo. Se muestra como un estructura bastante compacta. La nave y la torre forman un solo cuerpo para dar una solidez que resiste airosa a los tiempos.

PUEBLO
IGLESIA
10188
927 313 702
Exteriores
ayuntamiento@botija.es
HORARIO EUCARISTIA

La torre tiene medidas de fortaleza y la nave parece adosarse a ella, utilizándola de sostén resistente, a la par que dota a la iglesia de una silueta original e inconfundible. Su remate piramidal no hace sino estilizar todavía un poco su figura.
Los orígenes son inciertos, el rastro mas remoto lo encontramos en la advocación de la titular de la iglesia: la Magdalena. No es habitual para encontrar grupos seguidores de esta figura nos tenemos que remontar al siglo XII o XIII, con las sucesivas Ódenes Militares de Caballería que tuvieron un papel relevante en el área de influencia de Botija. Entre ellos cabe destacar los Caballeros de Santiago de la Espada, que serán los protagonistas de la historia a partir de la reconquista en el siglo XIII y hasta el final de los señoríos en el XIX.
En el tiempo del descubrimiento de América ya existía y entonces, todavía se conservava la imagen de María Magdalena presidiendo el templo.
Desde el exterior también destaca el ábside, desde fuera aparece como contrapeso a la altura de la torre. Se puede imaginar ya la gran cúpula que debe haber en su interior. los contrafuertes de los muros segmentan la nave en tramos.
Hay 3 puertas, la de los pies, que en principio debería ser la más antigua parece la más moderna. La puerta del norte es actualmente la más utilizada y la que nos da mayor antigüedad. consta de un arco de medio punto, enmarcado con un sencillo alfiz. Hoy una gran inscripción que se desarrolla a lo largo de todo el arco nos invita a la oración: DOMUS DEI DOMUS ORATIONIS VOCATUR. la del lado contrario está tapiada y tiene un arco rebajado.
Una Cruz grabada en uno de los lados de esta portada pone un punto de misterio en el templo, hay también una Cruz tallada con escaleras inserta el uno de los muros laterales. También hay algunas inscripciones en las grandes losas que calzan la entrada.
El interior nos seduce nada más traspasar la puerta. La cantería está a la vista, lo que ha ambienta aún más su carácter medieval. se nos hace un entorno bonito y muy cuidado, Es una lástima que no podamos disfrutar de las tallas originales y algunas pinturas que han ido desapareciendo a lo largo de la historia.
La nave está dividida en dos tramos. el techo es una gran bóveda de cañón por esta parte. La cúpula semiesférica de la capilla mayor, que despliega una bonita arquitectura, arranca sobre grandes pilastras hasta los arcos que sostienen la bóveda. Esta cúpula tiene unas pinturas de Dios padre, Jesús con la Cruz y el Espíritu Santo acompañados a los lados por Ángeles, son de 1936.
El retablo mayor original está desaparecido, en su lugar vemos otro que estaba en uno de los lados. el actual es del siglo 16 y fue realizado en los talleres de Trujillo. Sufrió importantes reformas que cambiaron su aspecto ya en 1733, otra en 1917 y la última en que fue restaurado fue en 2007.
Preside en el retablo una imagen de la Inmaculada Concepción, que es moderna y no se tiene constancia de la advocación primitiva. El resto de la decoración se realiza a base de pinturas: San Juan y San Marcos en la base, luego la Anunciación y el nacimiento, y arriba relieves de Santa Eulalia y Santa Catalina de Alejandría.

Repartidas por él templo tenemos algunas otras esculturas como la de San Sebastián, la de San Antonio. Hay una pintura de las ánimas y la Virgen y San Juan Bautista con la Trinidad, se lee año 1892. En otros retablos neogóticos tenemos una Virgen de la Soledad; todas estas son del siglo XVIII, como otra Virgen con niño, de vestir. a uno de los lados también hay un lienzo enorme con la representación del crucificado. Otra representa a la Magdalena penitente, con ojos de cristal y porta una Cruz y una calavera, esta talla es del siglo XVII.
En la sacristía hay un crucificado del siglo XVI, se conserva un interesante cáliz con la Cruz de Santiago, obra de 1677.
El coro de la Iglesia también es de reseñar, se levanta sobre una hermosa bóveda de cañón. A los pies del templo también tenemos la pila bautismal, sencilla, de una sola piedra de granito.