Historia de las Excavaciones

39.365149, -6.087565

VISITA
CASTRO VILLAVIEJAS
10188
927 313 702
ayuntamiento@botija.es

Historia de las Excavaciones

El Castro de Villasviejas de Tamuja, debido a la monumentalidad de sus restos, ha llamado la atención desde tiempos remotos. Ya en el fuero de Cáceres de 1231 se hace una breve mención al ”castiello de Tamuxa de Cáceres”. En el siglo XIX son varias las publicaciones donde aparece mencionado, tanto los restos del muro de circunvalación, escorias de fragua y varios pozos de minas antiguas. Es en este momento cuando las minas toman un especial interés por parte de compañías inglesas mineras.
Las villas viejas del Tamuja fueron redescubiertas para el conocimiento arqueológico contemporáneo por Don Marcial Calzado, quien comunicó su existencia al director del Museo de Cáceres en 1962.
Doña Francisca Hernández fue la primera persona que realizó excavaciones, aunque con interrupciones, desde 1968 hasta 1982, siendo a partir de esa fecxha, cuando doña Francisca se centra en las necrópolis.
A su vez, un equipo de la Universidad de Extremadura, dirigido por doña María Isabel Ongil, excava en una nueva zona de viviendas y muralla.
Actualmente se están llevando a cabo trabajos arqueológicos, medioambientales y de acondicionamiento del yacimiento. Don Vitorino Mayoral Herrera, Científico del Instituto de Arqueología y miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Mérida, es quien está más pendiente de cuanto ocurre en el yacimiento.
Se están aplicando las últimas técnicas de investigación no invasiva, con modernos aparatos que son capaces de radiografiar el subsuelo y que están consiguiendo unos resultados magníficos, que permiten ver con mayor nitidez la dimensión real del castro.
Los grandes valores del yacimiento (científico, patrimonial, paisajístico y natural) son más que suficientes para implicar en su salvaguarda y puesta en valor a las instituciones y organismos públicos más importantes.
Todos están muy concienciados con la necesidad de convertir al yacimiento uno de los ejes del desarrollo turístico de esta zona de Extremadura.
Dirijámonos ahora hacia los cortados del río.