Final del Castro

39.346975, -6.072684

VISITA
CASTRO VILLASVIEJAS
10188
927 313 702
ayuntamiento@botija.es

Final del Castro

Ahora, junto a este Potro de Herrar caballos voy a despedirme. Si os interesa saber más sobre este ingenio, podéis escuchar la audioguía que os explicará sus detalles.
Por supuesto, antes de dejaros, voy contaros como fue el final de este castro.
Tenemos algunas evidencias que apuntan a que en torno al año 70 aC se produjo un altercado violento en el sur del castro.
Hemos comentado que en esa época, había mucha inestabilidad y eran comunes los conflictos entre romanos y nativos, romanos y romanos, nativos y nativos.
En nuestro caso, el conflicto al que nos referimos fue la guerra civil romana, que enfrentó a dos generales de roma en la península, que utilizaron a vetones y lusitanos como mercenarios para sus intereses.
La historia nos invita a pensar que el castro vetón se vio involucrado en una de estas cruentas batallas, pues las excavaciones nos han muestran numerosas pruebas que apuntan a una marcha rápida y forzada. Por ejemplo, podemos ver un derrumbamiento y abandono de material de construcción en los muros, cosa que no era común. Además se han encontrado vigas de las casas quemadas total o parcialmente y sin embargo el ajuar domestico se encontró completo.
Este abandono tan masivo y veloz es lo que ha permitido a los arqueólogos tener gran cantidad de pruebas para conocer la historia de este lugar y de los vetones.
En cualquier caso, aún se barajan otras hipótesis, pues no solo una batalla puede ser la causa de un éxodo así, también pueden ser debidos a desastres naturales o civiles. En cualquier caso, un triste destino que, a pesar de ello, deja mucha información y aprendizaje para las generaciones futuras.
Para finalizar, volveré a destacar una importante presencia romana en los alrededores, manifestada en poblados y en explotaciones mineras cuyos restos han quedado perfectamente visibles hasta nuestros días. Los poblados son muy numerosos y se encuentran distribuidos en ambas márgenes del río Tamuja, siendo de mayor tamaño los del la margen izquierda probablemente, asociados algunos de ellos a explotaciones mineras.
De todo ello podemos deducir que una vez abandonado el poblado y a pesar de que todo esta zona se encuentra alejado de las importantes vías de comunicación romana, se produjo una gran ocupación del territorio con patrones de asentamientos muy distintos, configurando ya las primeras comunidades históricas.